Blogia
La industria de Pájaro bobo

Jiménez de Parga: vivir es arriesgarse


Del zivil Courage al «sapere aude»; del «sapere aude» al zivil Courage

Pájaro bobo toma siempre como punto de partida del movimiento ilustrado europeo la figura de Martín Lutero, a quien atribuye, por su cuenta y riesgo, el grito laico y para su época blasfemo legere aude (atrévete a leer). En cualquier caso, la conocida y documentada, acaso nunca verbalizada, decisión del monje supuso un acto de rebeldía y esa rebeldía constituyó un acto de zivil Courage que, siglos después, alumbrará la Aufklärung o Ilustración. El lema de la Ilustración sapere aude, al ser llevado a la práctica, hará que el ciudadano europeo deje de ser una criatura desvalida, sumisa y dependiente —unmündig, incapaz de valerse por sí misma y tomar decisiones, y le otorga la condición de persona adulta —mündig—, libre y responsable. El conocimiento, nacido del estudio como búsqueda de la autoconsciencia, le ha hecho libre o, al menos, le ha señalado el camino de la libertad: libertad de pensamiento y libertad de acción; libertad individual y libertad colectiva o social.
Pájaro bobo no tiene la menor duda de que, salvando distancias de tiempo, el libro de Jiménez de Parga Vivir es arriesgarse se inscribe ahora en esa línea como un tramo más de la historia que va de la animalidad a la plena autoconsciencia. Ya el título nos dice que también en nuestro tiempo la vida humana puede entenderse y llevarse a cabo como un permanente y arriesgado acto de rebeldía.
Dos preguntas ingenuas e intempestivas
¿Qué habría sido de la humanidad sin humanos dotados de zivil Courage?
¿Qué será de España sin españoles dotados de zivil Courage?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres